Bodas

¿Quién está al otro lado de la cámara?

🙋🏻‍♀️ Soy Elena.

Además de la fotografía mi pasión oculta es la música. Me paso el día escuchando música de todo tipo. Para mí es un gustazo ir conduciendo a mi próxima boda desgañitándome escuchando Sabina o Daddy Yankee. Soy una persona sensible, divertida y detallista por eso me fijo tanto en lo que para otros pueden parecer “pequeñas cosas” Llevo más de 10 años con la cámara al cuello, lo que me hace apreciar aún más los momentos fugaces. Elegí el mejor trabajo del mundo.

¿Por qué la fotografía?

Porque no concibo mi vida sin ella. Gracias a la fotografía estoy donde quiero estar. Ya sean bodas, familias, niños, gastronomía… Me lleva a vivir emociones cada día, a conocer personas y lugares maravillosos. Me hace emocionarme al ser parte de tantos momentos bonitos. Me hace sentir viva. Es mi forma de vida.

¿Por qué las bodas?

Porque si hay algo que me llena de verdad es fotografiar momentos y personas felices. Una boda no consiste solo en hacer fotos durante 10-12 horas. Es mucho más que eso. Es ayudaros a que estéis cómodos, son muchos meses resolviendo dudas y ayudándoos en todo lo que puedo. Es contar vuestra historia bajo mi punto de vista de la forma más cuidada y bonita.

 

Encantado de conocerte pero…¿cómo es tu trabajo?

Yo me encargaré de que recuerdes tu boda tal y como fue. Adoro capturar las emociones, los pequeños detalles, las miradas cómplices, los nervios y la felicidad en vuestras caras. Mi fotografía tiene un estilo natural porque su objetivo es que salgáis como sois. Que cuando os miréis a lo largo de los años, os reconozcáis en vuestras sonrisas o nervios y no en unos posados que no van con vosotros. Estaré presente en todos esos breves instantes que pasarán desapercibidos para casi todos, pero que serán parte de vuestros recuerdos. Quiero que te rías, que disfrutes cada minuto, yo seré quién esté atenta a todo para contar vuestra historia.

Empezamos en los preparativos del novio hasta una hora de baile. No te podría decir un número de fotos que entrego porque no puedo perderme un momentazo y no fotografiarlo. Me da igual que cojáis un pack más pequeño, una boda no se mide en número de fotos, sino en calidad de las mismas. Me vuelvo loca haciendo fotos, así que puedo asegurarte un mínimo de 600 fotos retocadas y en alta calidad.

Ahora quiero conoceros yo a vosotros.

Para mí es fundamental la comunicación con vosotros, por eso al formalizar el contrato con todos los detalles de lo que vais a contratar (día, tarifa, tiempo de entrega…), os paso un formulario para saber con qué os sentís cómodos, qué detalles son importantes para vosotros que fotografíe, qué personas os acompañarán durante los preparativos…

El broche final. Así de bonito contamos vuestra historia.

En todos los packs me gusta incluir algún producto físico donde guardar las fotografías, ya que será algo que os acompañe para toda la vida. Y no solo eso, también formará parte de vuestro legado, siendo un recuerdo para las siguientes generaciones. Calidad, diseño y elegancia, así son nuestros productos. Quiero que cuando tengáis ese álbum, esa cajita en vuestras manos, seáis capaces de revivir los momentos más especiales de vuestro día, transportaros a ellos, recordar todas las emociones que sentísteis aquel día, y que el recuerdo de vuestra boda perdure para siempre. Por eso personalizo todo lo que os lleváis, que sea un producto que os represente y que se ajuste a vuestra personalidad. En definitiva: creamos piezas únicas. 

Lo que dicen de mí…

¿Te queda alguna duda? Escríbeme

☎️ 689 14 20 21

Y para ver más de mi trabajo 

📷 instagram: bodas_calendula