¡Llegó el momento!

Por fin nuestro pequeño ha alcanzado esa edad, entre a infancia y la adolescencia. Tu hijo ha dejado de ser un niño, pero aun no es demasiado mayor como para que pierda esa ilusión de la infancia.

 

En este momento, la primera comunión es la oportunidad perfecta para poder captar ese punto de inflexión en la vida de nuestro hijo. El niño viene vestido con sus mejores galas, y se siente preparado para esta nueva etapa de la vida.

 

Los recuerdos de este momento no tienen precio…

¿Por qué hago la comunión contigo?

  • Por mis escenarios irrepetibles. Cuento con los servicios de un decorador de interiores para diseñar los escenarios, por lo que cada año tengo un escenario distinto. La sesión de tu hijo será única.

 

  • Por mis sesiones en exterior. Tengo una gran variedad de localizaciones para que la sesión sea espectacular. Además, si tienes alguna finca o localización que te guste, podemos realizar la sesión allí sin problema. 

 

  • Por mis sesiones divertidas, tú hijo se lo pasará genial. Siempre he pensado que es importante que el niño esté a gusto para que las fotos sean geniales, por lo que durante la sesión el ambiente será divertido para que el niño esté «a sus anchas». 

 

 

¡Échale un vistazo a mi galerçia!

¿Y si mi niño no quiere hacer la comunión?

Quiero guardar un recuerdo especial de este momento de la vida de mi hijo, pero no va a hacer la comunión. ¿Qué puedo hacer?

 

Para estas familia, he creado las sesiones mis nueve. En estas sesiones, tu hijo podrá venir con una ropa que te guste, y con la que él se sienta cómodo para las fotos. Podremos hacerla en el escenario de la campaña de comuniones o hacerlas en exterior. Concretaremos los detalles al contratar la sesión 😉

¿Hablamos?

 

Enviar